Tips para visitar una mascota hospitalizada

visitar una mascota hospitalizada

Hay momentos en que nuestra mascota tendrá alguna complicación en su salud, y esto llevará a que necesite ingresar a un hospital para poder darle los cuidados necesarios. Mientras nosotros podemos ir a visitar una mascota hospitalizada y tratar de hacer más amena su estancia en el hospital.

La visita ideal en hospital, es poder estar un rato con nuestra mascota en un lugar tranquilo, llevarle comida de gusto y en los casos de los perros poder pasear. Debemos tener en cuenta que en algunos casos nuestra propia presencia puede significar un aumento en la ansiedad de nuestra mascota.

Te dejamos algunos tips para cuando debas visitar una mascota hospitalizada:

Ir con bastante tiempo libre

Simplemente por sí debemos esperar por alguna complicación/imprevisto en la misma veterinaria/hospital, y no tengamos que sacrificar el tiempo que tengamos para visitar nuestra mascota hospitalizada.

Llevar alguna prenda que tenga nuestro olor y/o de nuestra mascota

Cuando vayas a visitar una mascota hospitalizada puedes llevar ropa o alguna manta/frazada, que tenga nuestro olor o de la persona de apego en perros, y en gatos puede ser su cama o alguna manta que use en su lugar de descanso. Esto es para poder hacerlos sentir más cómodos durante su estancia, logrando que bajen un poco sus niveles de ansiedad.

Comida y Premios

Si tienes que visitar una mascota hospitalizada, siempre es bueno llevarle su comida y premios favoritos. De igual forma, siempre consultar con los veterinarios a cargo de su cuidado, si tiene la comida suficiente o si está comiendo. Si es posible incluso llevarle comida casera y frutas o verduras que pueda comer. Los premios son bien recibidos, ya que pueden ser usados como distractores ante algún procedimiento o solo para reforzar de forma positiva su comportamiento.

Paseos y mimos

En caso de los perros es importante sacarlos del ambiente del hospital, siempre y cuando no perjudique su salud, para distraerlos y que puedan descansar. Llevarlos a que caminen y huelan para cansarlos mentalmente y puedan disminuir su ansiedad. Con los gatos, dejarlos sueltos en el mismo hospital o tenerlos en brazos y hacerle mimos también les ayuda a relajarse y sentirse menos solos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.