Señales de calma caninas

El lenguaje canino consiste en una gran variedad de señales utilizando su cuerpo, región facial, orejas, cola, sonidos, movimientos y expresiones. Las señales caninas más notorias son las señales de calma, se utilizan para mantener una jerarquía social estable y para resolver los conflictos dentro de la manada. Los perros tienen la habilidad de apaciguarse entre sí cuando afrontan una situación traumática – situación de miedo o estrés- y también para calmarse unos a otros.

En libros sobre comportamiento de los lobos, encontramos que su lenguaje está definido como señales para aplacar los ánimos, ya que los investigadores veían cómo éstas servían para mitigar o cortar la agresión de otros lobos. Los perros tienen las mismas habilidades y las mismas reglas sociales que los lobos para evitar conflictos. 

Las señales de calma se utilizan en una fase inicial par prevenir que ocurra algo, evitar amenazas de la gente o de otros perros, reducir el nerviosismo, el miedo, el ruido o los acontecimientos indeseados. Utilizan los signos para calmarse entre ellos mismos cuando se sienten estresado o inseguros, para transmitir calma y hacer que los otros perros implicados se sientan más seguros y perciban las señales de buenas intenciones que se dan. Se utilizan para hacer amistad con otros perros y con la gente. 

¿Y cómo funcionan estas señales? ¿Cómo poder identificarlas? 

Para esto podemos pensar en un día normal con tu perra. Te levantas por la mañana, algo dormida todavía y le dices a tu perra que te deje, con un tono de voz algo irritado. La perra gira su cabeza al lado contrario al que tú estás y lame su nariz en un movimiento rápido. Terminas tu aseo, te vistes y te encaminas a la puerta. La perra está contenta por salir a la calle y bulle excitada a tu alrededor, le das la orden “siéntate”, el tono de voz con que das la orden hace que tu perro bostece antes de sentarse. Salen, ella tira un poco y tú das un tirón de la correa (corrigiéndola), entonces la perra te da la espalda y pone su nariz en el suelo. En el parque la dejas suelta durante unos minutos, luego miras la hora, es tiempo de irse, la llamas. 

¿Había algo de estrés en tu entonación?

Tu perra comienza a caminar despacio y dando un pequeño rodeo hacia donde tú estás. Consideras que lo hace así para enojarte, le regañas, le gritas. Ella olisquea el suelo y en lugar de aproximarse en línea recta hacia ti te rodea todavía más y no te mira, mira a otro lado. Al final, llega hasta donde estás y le regañas o, incluso peor, la zarandeas. Ella gira su cabeza y mira para otro lado, lamiendo su nariz o bostezando. Esta descripción es para mostrar paso a paso todas las veces que tu perra trata de calmarte con sus señales. Las señales de calma aparecen tan pronto como sucede algo. ¿De qué signos hablamos? ¿A qué señales nos referimos? Se conocen 28 o 29 señales de calma, algunas se utilizan también para comunicar otras cosas, en otras situaciones. A continuación, te presentamos algunas.

Girar la cabeza: Una señal de calma puede ser un movimiento rápido, por ejemplo, girar la cabeza para un lado y volver a la posición original, o mantener la cabeza lateralmente durante algún tiempo. Puede ser un ligero movimiento, o uno claro y bien definido de toda la cabeza para un lado. 

Girarse, dar la espalda: Girarse o dar la espalda a alguien es un signo de calma muy efectivo (ofrecer un costado o la parte trasera a alguien). Tu perra puede hacer esto cuando otro perro le gruñe o muestra de algún modo un comportamiento amenazante, o cuando tú usas una entonación de enfado o te acercas hacia ella y ella percibe que estás enfadado.

Lamerse el hocico: Es un movimiento muy rápido de la lengua, tan rápido que a veces es difícil de percibir. Tu perro puede realizar esta señal cuando se acerca a otro perro, cuando te inclina sobre él, cuando lo sujetas con la correa corta o por el collar y cuando te agacha para agarrarlo o para regañarlo si estás enfadada.

Bostezo: El bostezo es probablemente, la más intrigante de las señales de calma, al menos la gente parece disfrutar mucho usándola. Puedes utilizarlos si lo sientes inseguro, algo temeroso, estresado, preocupado o cuando quieres que se calme un poco.

Mover la cola: El mover la cola no es siempre una muestra de alegría y felicidad. Se debe observar al perro en su conjunto. Si el perro se te acerca arrastrándose, sumiso, quejumbroso y haciéndose pis, el movimiento de cola es como una “bandera blanca” (de rendición), intentando conseguir que te calmes. Tu perro podría realizar este movimiento cuando has perdido la paciencia.

Los perros tienen un lenguaje para comunicarse tanto con otros animales como con las personas. Conocer parte de este lenguaje nos ayuda a enriquecer el vínculo que tenemos con nuestra mascota canina. 

Autor: Javiera Andrade, Médico Veterinario, Universidad de Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.