Refuerzo positivo: Cómo utilizarlo para aplicar ungüentos a tu mascota

Para poder entrenar a tu perro a aplicarse un producto, es necesario que seamos capaces de enseñarle a realizar esta actividad. Esto se logra a través del entrenamiento con refuerzo positivo. Es una forma fácil y entretenida de poder enseñarle a nuestras mascotas una habilidad de forma amigable.

Pero primero debemos comprender qué es el refuerzo positivo. El refuerzo positivo consiste en entrenar a tu perro premiando (reforzar) las conductas que te gustan y, mayormente, ignorando (no reforzar) las conductas que no te gustan. Se puede usar comida, elogios o juguetes como premios para reforzar las buenas conductas de tu mascota. Los beneficios de este tipo de entrenamiento son una mejor relación entre tú y tus mascotas.

Recuerda que debes practicar cada día en sesiones cortas. Si no tienes éxito a la primera, no te desanimes, ve de forma pausada y al ritmo de tu mascota, y verifica si el premio que estés utilizando es suficiente motivación para tu peludo.

  1. Dos o tres sesiones de práctica cada día.
  2. Tres a diez minutos por sesión para que sea novedoso y divertido.
  3. Practica en un lugar y momento donde tu perro se pueda enfocar solo en ti.

Ya conociendo sobre el refuerzo positivo, es hora de poner manos a la obra.

Paso 1: Cuando el producto aparece, pasan cosas buenas.

  • Esconde detrás de tu espalda el producto, teniendo premios en una mano o en un bolsillo. Muéstrale el producto y enseguida entrega un premio, puede ser directamente a la boca o en el piso para que lo coma desde allí. Repite, muestra el producto y prémialo. Puedes ir avanzando en este paso, abriendo el producto y mostrárselo a tu mascota.
  • Este momento es clave del entrenamiento. Antes de avanzar al siguiente paso, debes poder observar una reacción de alegría cuando tu mascota mire el producto.

Paso 2: El producto en tu mascota.

  1. Coloca un poco de producto en tu mascota (nariz, almohadilla, etc.) Solo pon una pequeña porción del producto, sin esparcirlo y premia enseguida. Repite las veces necesarias para que se acostumbre.
  2. Cuando ya veas que tu mascota se ha acostumbrado a tener el producto en ella, podemos avanzar y ahora en vez de solo colocar el producto, podemos ejercer presión y esparcir el producto por la zona que se está aplicando. Recuerda siempre premiar ante una reacción positiva.

Paso 3: Aprender a tolerar esta sensación rara de tener algo en una parte de su cuerpo.

  1. Prepara los premios para tenerlos listos: puedes usar comida cremosa (churus, mantequilla de maní) y esparce la en tu mano. Ten algo más de esta comida al alcance para que puedas seguir entregándole cuando se acabe la de tu mano.
  2. Muéstrale a tu perro el producto en tu mano y tu otra mano con el premio. Invítalo a lamer tu mano mientras aplicas el producto. Repite, puedes incluso no volver a aplicar el producto si no que solo hacer la acción de aplicarlo. 

Con estos consejos puedes entrenar a tu perro para aplicarse un producto de Florecer Animal de forma más amigable y sin tener que forzarlos. Recuerda siempre reforzar de forma positiva, ya sea con golosinas o con palabras positivas, la habilidad que quieres que aprenda. Si por el contrario tu mascota no realiza la acción que quieres, simplemente no lo refuerce ni tampoco lo castigues, de esta forma tu mascota va a comprender que cuando realice la acción va a recibir cosas buenas.

Autor: Javiera Andrade, Médico Veterinario, Universidad de Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.