Alergias estacionales en perros: cómo detectarlas y cómo ayudar

En los humanos las alergias estacionales normalmente se reflejan como estornudos, picazón, ojos llorosos… y todos sabemos lo incómodas que son. Nuestros perros también pueden sufrir estas alergias estacionales en diferentes etapas de su vida. Pero ellos no pueden decirnos sus molestias, por lo que nosotros como tutores debemos estar atentos a los síntomas de nuestro peludito.

¿Qué causa las alergias estacionales en perros?

Las alergias estacionales en perros son causadas por un irritante ambiental. Estos pueden incluir pastos, polen, árboles e incluso polvo. Pero también incluye bichos que aparecen a medida que cambian las estaciones, como los ácaros del polvo, las pulgas y las garrapatas. Por eso, cuanto antes detectemos estos síntomas en nuestra mascota podremos ayudarlo a mejorar sus síntomas.

Síntomas de alergias estacionales en perros

En los perros las alergias estacionales pueden manifestarse de manera muy diferente a la de los humanos, por eso les dejamos algunos signos de alerta:

  • Se muerde y rasca constantemente.
  • Lame compulsivamente alguna parte de su cuerpo. 
  • Sufre de infecciones en el oído.
  • Tiene problemas respiratorios.

Rascarse y morderse son las señales más comunes de alergias estacionales en perros, y esto puede producir efectos secundarios como parches calientes, sequedad en la piel y enrojecimiento de la zona, por lo que es importante aliviar los síntomas lo antes posible.

Los perros además, liberan mediadores químicos que causan picazón e inflamación en sus extremidades, por lo que podrían verse más afectados por las alergias estacionales partes de su cuerpo como las patas, las orejas y la cara.

Cómo ayudar a nuestra mascota

Si sospecha de que su perro puede tener alguna alergia, lo principal es que busque ayuda de un veterinario. Pero, para aliviar un poco los síntomas puede intentar hacer lo siguiente:

Cuando cambien las estaciones y tu perro comience a mostrar signos de alergias estacionales, mantén su pelaje limpio para eliminar el polen o el agente irritante que pueda estar causando su reacción.

Para eso te recomendamos el  Shampoo Sólido de Lavanda-Aloe de Florecer Animal, un jabón sin químicos irritantes que lo mantendrán limpio y protegido, y es especial para mascotas alérgicas. O puedes probar el Shampoo Manzanilla, que es ideal para perros que tienen problemas de piel como irritación, calor, inflamación, sequedad, picazón y ardor al tacto.

Los baños son una herramienta importante disponible para todos los papás perrunos. Bañar a tu perro regularmente con un jabón suave e hidratante puede ayudar a mantener los alérgenos fuera de su pelaje y de su piel. También puedes tratar de limpiarlo después de que haya estado afuera para tratar de eliminar cualquier irritante de su pelaje.

Y, por último, al igual que mantener limpio a tu perro, también es importante mantener sus cosas limpias. Esto significa lavar la cama de tu perro y cualquier juguete que entre y salga del hogar,  para mantener sus espacios libres de alérgenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.